Estática

Yoel tiene la sana costumbre de ventilar la casa por las mañanas con una sola mano y en pijama, con la otra sujeta la taza de café. Lo toma frío, así que tampoco es excusa el pensar que esté esperando a que se enfríe. Pasea el café por las habitaciones como una tentación, no le … Sigue leyendo Estática

El lago en La voz silenciosa

Allá por el año 2013, mientras traducía a Heine, sentí la necesidad de escribir esta paráfrasis. La voz silenciosa rescató ayer el texto y le dio una nueva vida.