Colaboración en la revista Turia, cartapacio dedicado a Friedrich Dürrenmatt

Siempre es un honor colaborar en la revista Turia. En el caso del número 125-126, que presentó ayer Luis Alberto de Cuenca en el Instituto Goethe de Madrid, se homenajea la figura del genial narrador y dramaturgo suizo Friedrich Dürrenmatt, quizá el más importante de los dramaturgos en lengua alemana del siglo XX.
Colaboro en el cartapacio dedicado a su figura con un artículo sobre la recepción de su obra en los escenarios españoles, es decir, sobre las representaciones que se han llevado en España, desde las de mayor envergadura hasta algunas independientes. Fue un encargo muy grato porque, como cuento en el artículo, el trabajo del investigador literario tiene en común con el del geólogo o el del cartógrafo el deberse a la fidelidad de su objeto de estudio, algo que forma parte de un pasado ya presente, como lo es cualquier terreno y que hay que revisitar para comprenderlo, para mensurar la hondura de las simas o la altura de las cumbres. La investigación tiene siempre algo de aventura, de búsqueda, momentos de desaliento e incomparable alegría ante el hallazgo. De esta idea cartográfica tomé el nombre para el artículo: Atlas de un éxito interminable, la recepción de Dürrenmatt en los teatros españoles. El nombre de Atlas tampoco está escogido al azar, Dürrenmatt era uno de los más originales mitógrafos, si es que existe la palabra, y escoger el nombre de Atlas, más allá de su connotación de conjunto de mapas, alude también al mito del titán que sujetaba el mundo y al que Dürrenmatt comprendió como una figura para explicar el fin de una era en Die Frist y que, en realidad, simbolizaba el fin de la dictadura en nuestro país y la cercanía de la muerte tras un infarto, así como la relación del hombre con la técnica y la medicina. Esto lo explica muy bien U. Weber en su artículo de la revista, cuya lectura recomiendo a todo el que quiera aprender y pasar un buen rato.
Me ha alegrado enormemente, por qué no decirlo, ver que en el número aparece una reseña de la última novela de mi admiradísimo Paul Auster, así como una reseña de Inés Ramón, poeta a la que tuve el honor de prologar en Hallarse en la caída, sobre el libro Traducción del silencio de Trinidad Ruíz Marcellán, también prologado por Luis Alberto de Cuenca, con lo que se cierra el círculo.
Ayer el presentador de dicho número dijo una frase que se me quedó grabada en la memoria: “Es de agradecer que un país como Suiza sea tan generoso con escritores tan díscolos y críticos con su entorno más próximo”.
También fue muy emotivo el momento en el que se habló de las penurias de Dürrenmatt en sus comienzos y de que se vio obligado a saldar con cuadros ciertas cuentas en un restaurante, cuyo valor hoy exceden al propio restaurante, de cuyo nombre no quiero acordarme, en el sentido más cervantino de la palabra.

Larga vida a Turia y a los díscolos.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/turia-rinde-homenaje-suizo-friedrich-durrenmatt_1270598.html

img_1615

Busca a Wally…

5 comentarios en “Colaboración en la revista Turia, cartapacio dedicado a Friedrich Dürrenmatt

  1. No conocía nada de esta revista, ya que soy nueva en WordPress. Muchísimas gracias por publicar contenido de calidad y literatura de investigación. Así todos podemos conocer un poquito más.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias a ti, Karina, por la generosidad de tus palabras.Yo también soy bastante bisoño en esto de WordPress, esta web lleva abierta desde finales de octubre del año pasado. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s