El resto de las cosas

Me pides un poema,a mí que sólo soy un hombremortal, perecedero y prescindibley tú, que eres el resto de las cosas,me crees capaz acaso de escribirlode darte unas palabras parecidasa lo que crees que siento.Tú, la brisa en que se rompen los inviernosla toda luz y toda noche,el deseo y los sueños, la quimera posible hecha ya … Sigue leyendo El resto de las cosas