Lo que tú fuiste

A mi abuelo (Papantonio)Aún te recuerdo cada día,y recuerdo las cosas que contabas.Me pesará tu ausencia para siemprecomo a todo el mundo que estuvo a tu lado.Traté de componer una novela con tu vidapero no quería mentir,ni convertirte en personaje de ninguna historiano fui capaz de hacerte eso,y eso que fue lo que mejor he … Sigue leyendo Lo que tú fuiste

Irreconciliables

Mi cuerpoestá cansado ya de conocerme,de darse a conocer,de ir siempre conmigo a todas partes,de huir interminable el horizonteque sólo queda con sí mismo.Sus extrañas manías, su memoria,su estar encadenado a la agonía, a la terbutalina y al caféa la melancolía en cada cosa,los mismos libros y la misma músicay su morirse poco a poco,-ama … Sigue leyendo Irreconciliables

Es más

A A.GDesubicados otra vez lloramos de risa, nos abrazamos para saber dónde estamosporque no existe un donde con nosotros,porque sabemos bien qué significan los adioses,las últimas sonrisas, los hasta siempre,las despedidas, los abrazos ante un aeropuerto, una estación de treno ante los coches alquilados.Son demasiados ayeres, demasiadas veces tu nombre en el remite,tu deferencia en sellos escogidosy el trazo de la … Sigue leyendo Es más

La bufanda de Ashlynn

Hoy he muerto contigo Ashlynn,los dos colgamos en silencio de tu bufanda en el armariohiciste el nudo con tus pequeñas manos,si hay un infierno tú estarás en la puerta conmigo,los veremos pasar uno por unomientras,te pediré perdón por lo que han hecho, por ti y por mí,por cada insulto, por cada noche que lloraste a solas,por … Sigue leyendo La bufanda de Ashlynn

Ausencia

Cómoconvertir el silencio, cómo nombrarte en mí,en qué, con qué palabras o que luz no vista...Cómo decirte que la noche entre mis brazosse estalla de alegría por tu nombre,si se me rompe el corazón como una músicanunca antes escrita, nunca antes tocada.Amor,qué nube soy ahora, qué cielo cruzo,por qué ya no sé nada,qué mar le has … Sigue leyendo Ausencia

La tarde

Se marcha de ti, de todos y desaparece tan sólo para dejar su rastro, entonces ya no te contiene y eres sólo su vaso de sombra. Ayer en aquella hilera de luces de un enorme edificio encendidas contra la noche mientras ibas camino a casa. ¿Cuántas casas ya, cuántas veces empezar de nuevo? Ayer ya … Sigue leyendo La tarde