Horizonte

El horizonte es tu cuerpo,
el horizonte es mi alma.
Llego a tu fin: más arena.
Llegas a mi fin: más agua.

Juan Ramón Jiménez
Eternidades
En el aire no hay nada, sólo el aire, tampoco en la palabra queda nada que no sea tan sólo la palabra. Y si aun así, después de comprenderlo, necesitarla en ti como algo ignoto o aquello que es tan libre como una voluntad en sí misma: la memoria de un cuerpo sobre un cuerpo, la ausencia hundida de su propia ausencia. Pero memoria y cuerpo son palabras y la palabra es límite, silencio, afán, designio; nunca materia pese al canto. Aunque ella alcance a darle nombre a todo, aquello cuanto nombra no lo alcanza.

5 comentarios en “Horizonte

  1. ¡Ya era hora, todos los días entrando al blog en balde! xDDDD Hay que volver a Moguer…con el cementerio abierto

    Me gusta

  2. En balde o no, gracias por pasarte a leer. 🙂

    Con lo de “en balde” me he acordado de entrar “de barde” a la piscina en Andújar, que así es como lo pronunciaban Mamá y el resto de iliturgitanos.

    Me gusta

  3. De hecho un par de horas antes de cerrar y oír aquello de “atensión por favó, se ruega a los señoreh bañistah vayan abandonando la pisina” se podía pasar “de barde”.
    Que tiempos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.