Pétalos VI

El destino es un escritor malo, previsible y ruin.

***
Principio o final para una novela:

Dos extraños se enamoran, y dos, aún más extraños que al principio, son los que se olvidan.

***

No trates de ser alguien que no eres. Sé alguien que no eres, nadie se dará cuenta.

***

El verdadero amigo es aquel que disfruta perdonándote, ya que sufría desde ti.

***

Puede que llegue un día en que no esperes nada, entonces debes sentarte a escribir.

***
Definición de literatura:

Momento de absoluta inocencia e indefensión en el que se te saltan las lágrimas al leer a Galdós explicando que en las antiguas tiendas de Madrid, hace doscientos años, dejaban sillas dentro, porque no había tienda sin tertulia.

***

Si no lo has sentido, nunca lo sabrás. Y aunque lo sepas, si ya no lo sientes, lo sabes menos.

3 comentarios en “Pétalos VI

  1. Los “Pétalos” sabes que son mi debilidad, no más que tú, eso sí. Aunque he de decir que todo lo que escribes es sencillamente genial, como tú. Todo lo demás que de ti y de tus palabras diría, ya lo conoces.

    Me gusta

  2. Lo de los Pétalos empezó precisamente por competir con tus aforistas favoritos, Berna. 😉

    Gracias a los dos por vuestras generosísimas palabras.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.