La condición

A B. No te pareces a nada ni a nadie, sino a lo que siempre había pensado que existía en algún lugar para mí, sino a la persona que había estado esperando desde hace muchísimas tardes y noches y pensamientos a solas, años enteros de silencio conmigo mismo, horas impronunciadas y secretas. Miento, no eres … Sigue leyendo La condición