Reseña de Íñigo Linaje en Heraldo de Aragón sobre “La canción de amor y muerte del alférez Christoph Rilke”

La literatura es un reencuentro; con esa frase cerré el epílogo de la traducción de esta obra de juventud de Rilke, musicada en el campo de concentración de Theresienstadt por Viktor Ullmann, discípulo de Arnold Schönberg, asesinado al poco tiempo en Auschwitz. Hoy resurgen en un periódico español los nombres de Viktor Ullman y de la anciana Babette Bernet, de la que fui vecino póstumo en el edificio en la calle Luitpold de Bamberg y en el que traduje a Rilke con el desesperado piano de Ullmann de fondo. Quizá, pensaba mientras traducía, aquella mujer se cruzara con Ullmann y con alguno de sus números musicales en el campo de concentración y quizá, quién sabe, puedan ambos hallar otra paz y otro descanso, menos injusto, en la palabra escrita.
Agradezco al crítico Íñigo Linaje que haya mencionado el detalle en su posdata.

Ilustración de María Sanz León

2 comentarios en “Reseña de Íñigo Linaje en Heraldo de Aragón sobre “La canción de amor y muerte del alférez Christoph Rilke”

Los comentarios están cerrados.